LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN LOS ESPORTS
08 Sep

EUIPO ANALIZA LAS “REGLAS DEL JUEGO” DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN LOS ESPORTS JUNTO A UBISOFT, TWITCH Y PONS IP


La Oficina Europea de Propiedad Intelectual (EUIPO) ha celebrado un webinar, como parte de su ciclo semanal “Tuesday Webinars”, para analizar la realidad del fenómeno de los esports desde la perspectiva de la propiedad intelectual e industrial en el contexto de una industria que se prevé alcance un tamaño de 1.860,2 millones de dólares en 2026, tal y como señaló Antoine Aubert, especialista en Digital IP en EUIPO y encargado de moderar el encuentro en el que participaron responsables del Área Legal de Twitch, Ubisoft y PONS IP.

Tras el encuentro, todos los participantes coincidieron en señalar la especial complejidad tanto para definir el modelo de negocio de esta incipiente industria como establecer los modelos de colaboración, licenciamiento y compensación económica a los titulares de los derechos de propiedad intelectual (IP) desde una perspectiva de responsabilidad legal, pero también de sostenibilidad económica y social. Además, el encuentro puso de manifiesto cómo los diferentes actores del ecosistema de los esports abordan el reto de gestionar un adecuado control sobre las posibles infracciones derivadas de una explotación inadecuada tanto de propiedad intelectual como del ámbito marcario.

En relación a la definición del ecosistema de los esports y modelos de monetización, el International Legal Director de Twitch, Charles Slingsby, planteó varios escenarios clave en los que “es fundamental” para una plataforma identificar qué derechos de propiedad intelectual e industrial entran en juego, así como una adecuada gestión de las licencias y la compensación económica a los titulares como los creadores y distribuidores de los videojuegos, los organizadores de los eventos de competición, los emisores de la competición, los propios equipos y jugadores profesionales, los fans y, por supuesto, los patrocinadores y sponsor de las competiciones.  Sobre este último actor, Slingsby concluyó que en la actualidad “la principal ocupación de Twitch es hoy lograr definir un modelo de negocio sostenible y sostenido en el tiempo entre plataformas, creadores, jugadores y sponsors derivado de las citadas compensaciones económicas por sus derechos de IP”. 

En ese contexto, Virginie Gringarten, Associate General Counsel en Ubisoft, añadió el reto que supone hoy “desarrollar un modelo de compensación equilibrado entre los diferentes titulares de derechos en la complejidad del cambiante marco de los esports”.

José Carlos Erdozain, of Counsel de PONS IP, expuso la necesidad de distinguir entre el contenido propio de los videojuegos, protegido por múltiples derechos de propiedad intelectual, y el videojuego “en el contexto de un juego competitivo, más concebido como un espectáculo que un juego o la grabación de un videojuego, donde resulta complicado establecer límites desde un punto de vista de propiedad intelectual y entran en juego derechos como los marcarios que es fundamental en ese contexto tener bien identificados y protegidos”. Erdozain también hizo un completo análisis a lo largo de la jornada sobre los múltiples derechos de PI involucrados entre los creadores, los organizadores, los emisores o broadcasters de la competición, los equipos y jugadores profesionales así como los jugadores individuales.

Para Erdozain, los desarrolladores de los videojuegos “son la parte más importante del contexto de los esports, y juegan un papel similar a los creadores de música, donde resulta imprescindible fijar la definición de un modelo de licencia compatible con el papel estratégico de las plataformas de difusión donde se desarrolla la competición de los esports”.

En ese sentido, Virginia Gringarten de Ubisoft añadió la complejidad que también desde un punto de vista legal supone para un desarrollador poner a disposición los medios técnicos para proporcionar un “marco estable” a los creadores de las competiciones para que “puedan, de forma independiente, poner en marca y a disposición de los jugadores el juego con las especificaciones que requiere la competición online. Además de cuestiones relacionadas con propiedad intelectual, para los creadores es un reto poder asegurar que especificaciones PEGI tanto para el uso como para su visionado se cumplan en un contexto de competición abierta bajo terceras plataformas”. 

Por último, el Of Counsel de PONS IP realizó una aproximación desde la perspectiva de los derechos marcarios y su papel en el contexto de los esports, señalando con varios ejemplos gráficos.