12 Feb

“La armonización marcaria y el CETA serán grandes oportunidades para las empresas en Canadá”


PONS IP participó este lunes, junto a la Embajada de Canadá, Caixabank y ESADE en el encuentro “Oportunidades de Negocio en Canadá tras la firma del CETA”, una jornada para poner en valor las posibilidades que el tratado de libre comercio entre este país y la Unión Europea ofrece a las empresas españolas. La directora general de la firma, Nuria Marcos, analizó en concreto la situación de la propiedad industrial e intelectual en Canadá, donde también entrará en vigor el próximo junio una ley que armoniza importantes aspectos de su sistema de marcas. 

El Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio (CETA, por sus siglas en inglés) implica el reconocimiento en Canadá de diversos tratados internacionales que facilitarán la actividad de las empresas europeas en el país. Esto afectará positivamente a la gestión de su propiedad industrial e intelectual, ya que patentes, diseños y otras figuras de PII podrán extenderse a este país de manera más ágil y sencilla. El Tratado no incluye una regulación específica sobre Marcas, si bien al calor del acuerdo se aprobó una Ley específica que introduce en Canadá el sistema de Madrid, esto es, el mismo sistema de Clasificación que se utiliza ya en toda la UE para clasificar las marcas. En palabras de Nuria Marcos, la armonización “traerá consigo una reducción del coste a la hora de proteger signos distintivos, mayor rapidez y un procedimiento mucho más sencillo”. De momento, el tratado de libre comercio ya ha tenido un impacto positivo sobre las empresas españolas, ya que recientemente se han reconocido 28 Denominaciones de Origen españolas en el país norteamericano.

Por su parte, el agregado Comercial de Canadá en España, Fernando Goñi, destacó que CETA “ha eliminado el 96% de los aranceles” entre los firmantes del acuerdo, abriendo nuevas posibilidades de negocio para las empresas europeas en un país de naturaleza innovadora como es Canadá. Recordó, además, que Canadá es particularmente fuerte en el ámbito del software y las nuevas tecnologías, las energías renovables, el sector pharma, el aeroespacial y la alimentación inteligente. En este sentido, el agregado comercial insistió en la oportunidad que supone Canadá como plataforma para abordar la estrategia comercial en Norteamérica.