27 Apr

PONS IP, OEPM, APPA y Enagás Emprende celebran el Día Mundial de la Propiedad Intelectual


 

España, referente tecnológico internacional para un futuro energético sostenible

PONS IP ha celebrado un encuentro online con la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) y Enagás Emprende para poner en valor el papel de la propiedad industrial como pilar fundamental de impulso a la innovación y el crecimiento económico en el contexto del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, que este año ha centrado su mirada en la sostenibilidad y energías limpias bajo el lema “Innovate for a Green Future”.

Según los datos facilitados por la OEPM y compartidos durante el webinar por Nuria Marcos, Directora General de PONS IP, España ha jugado un papel muy relevante a nivel internacional en el impulso de la innovación en energías verdes desde 2006. Dentro del ámbito de las patentes europeas y el sector de energías renovables, España creció un 34% interanual de 2018 a 2019, creciendo de 47 solicitudes a 63 en solo un año. En los últimos catorce, el crecimiento fue aún mayor, un 294%, pasando de 16 solicitudes anuales en 2006 a un total de 63 el año anterior. A nivel nacional, las solicitudes de patentes vinculadas al sector alcanzaron las 2.362 entre 2006 y 2019.

Además y según publica la OEPM en su informe, de 2006 a 2019 los datos reflejan que casi una de cada cuatro patentes europeas vinculadas a tecnologías de mitigación del cambio climático estaba relacionada con energía solar térmica -210, el 25% del total-, un porcentaje que suben en el caso de la energía eólica, que con un total de 354 patentes europeas supusieron el 41% de todas las registradas en España a nivel europeo desde 2006.

La directora general de PONS IP también señaló que marcas, patentes, diseños, secreto empresarial y derechos de autor son, integradas en una adecuada estrategia de IP, "fundamentales a la hora de estimular y atraer inversión en el ámbito las energías verdes y generar nuevos proyectos empresariales, así como en otros modelos de desarrollo económico y generación de ingresos vía licencias y transferencia tecnológica".

José Antonio Gil Celedonio, Director de la OEPM, reflexionó sobre los retos de futuro de la Oficina, destacando la digitalización, las políticas paperless de las Administraciones Públicas en el fomento de la innovación y acercamiento dinámico a las nuevas demandas de las empresas en torno a la detección y diagnóstico de activos susceptibles de protección vía patente o cualquier otra forma de protección disponible por la vía de la propiedad industrial e intelectual. Así, el máximo responsable de la Oficina Española de Patentes y Marcas señaló el valor de la seguridad jurídica que aportan los derechos de propiedad intelectual e industrial a la actividad económica y a la generación de nuevas fuentes de ingresos y nuevos mercados. "Los sectores intensivos en derechos de PI generan el 29,2% de los puestos de trabajo y el 45% de la actividad económica en la UE según respectivos informes de la EPO y EUIPO. Apostar por invertir en estos activos y en protegerlos es la mejor apuesta para garantizar a medio y largo plazo la actividad empresarial en el futuro", señaló Celedonio.

 

José María González Moya, Director General de APPA Renovables, también destacó el liderazgo histórico de las empresas españolas en tecnologías vinculadas a la energía solar y eólica a nivel europeo y mundial. "Nuestro país lleva en el ADN la actividad innovadora en producción de energías renovables y en la actualidad nuestro sector supone en torno al 1% del PIB nacional e invertimos anualmente 350 millones de euros en I+D+i. Cuando pasemos esta crisis sanitaria, el sector renovable deberá ser clave para la recuperación económica del país y será fundamental proteger esta innovación para ser competitivos y diferenciarnos en el escenario internacional", recordó González Moya. El responsable de APPA Renovables señaló que nuestro país contempla planes de impulso a las energías renovables y eficiencia energética por valor de 100.000 millones cada uno durante la próxima década, donde existe una gran oportunidad para desarrollar actividad innovadora especialmente en lo que se refiere a almacenamiento energético, hibridación de tecnologías o economía circular, entre otras.

 

Enrique Olarte, coordinador de Innovación Abierta Enagás Emprende, compartió durante el encuentro la apuesta de la compañía hacia el impulso de soluciones de producción energética sostenibles, desde el ámbito de la inversión a través de diferentes verticales de inversión y programas de intraempredimiento como Ingenia y de apoyo a programas de emprendimiento de innovación abierta vinculados a energías renovables como Energía Positiva+. "De todas las crisis surgen nuevas oportunidades y dado que la transición energética es una realidad, la innovación abierta es hoy para Enagás una gran oportunidad de impulsar nuestra presencia en nuevos proyectos innovadores de generación energética de una forma mucho más accesible que otras formas de inversión. Además, el papel de la propiedad intelectual e industrial desde nuestro punto de vista es fundamental ya que nos permite poder contrastar con precisión la viabilidad de los proyectos de emprendimiento en los que nos involucramos".