“Praktika Extern Program” PONS IP
17 Feb

PONS IP participa en el programa de intercambio “Praktika Extern Programme” por séptimo año consecutivo


Un año más PONS IP participa en el programa de intercambio “Praktika Extern programme” organizado por La Oficina Europea de Patentes (EPO) con el objetivo de lograr una relación más fluida entre los agentes y empresas solicitantes de los diferentes países que conforman el EPC European Patent Convention y sus examinadores.

PONS IP fue la primera agencia española en acoger este programa, el cual se lleva realizando desde hace más de siete años. Desde entonces, hemos compartido experiencias muy interesantes con Examinadores expertos en distintos campos de la técnica.

Este año, durante dos semanas, un Examinador de la EPO, el ingeniero Peter Bartal, ha trabajado especialmente con nuestro departamento de Patentes de PONS IP para conocer cómo trabaja nuestro equipo de primera mano, acompañándolos a reuniones, revisando temas y profundizando en nuestra forma de proceder, para después elaborar un informe final que les ayude a entender mejor el trabajo al que se enfrentan nuestros técnicos cuando presentan una patente y lograr una relación más fluida con ellos.

Además, el Examinador ha impartido una formación a los empleados sobre los planes de futuro de la EPO y ha participado en una jornada organizada por la firma.

En una breve entrevista el examinador Peter Bartal expone los motivos de elegir nuestra firma como lugar de intercambio y lo más destable que ha observado durante estas dos semanas en cuestión de métodos y técnicas de trabajo.

¿Qué aporta Praktika Extern programme?

“Para mí es una ayuda ver cómo trabajan los solicitantes y sus representantes. Los examinadores no tenemos un contacto directo con los solicitantes y a veces nos cuesta ver lo que realmente quieren patentar y gracias a mi visita entiendo mejor como se trabaja, puedo explicar mejor, argumentar mejor y trabajar de manera más eficiente.”

“Supongo que también para la gente que trabaja en PONS es una experiencia interesante ya que pueden ver el otro lado, es decir observan mi dinámica de trabajo.”

¿Por qué elegiste PONS IP?

“Porque cuando los examinadores presentamos la candidatura para este programa en la EPO nos presentan una lista de sugerencias de empresas, de bufetes de abogados que han solicitado acoger a un examinador y PONS IP aparte de estar en lista, tenía los requisitos que yo estaba buscando, es decir un campo lo más cercano posible al mío, por ese motivo PONS IP se convirtió en mi primera opción, porque está mejor posicionado en términos de ingeniería.”

¿Qué destacarías del equipo de patentes que conforma PONS IP?

“Me ha impresionado la calidad de solicitudes que se inscriben. Hay un tipo de examen para representantes y una de las pruebas consisten en escribir una solicitud basada en una carta del solicitante, mentor, y este examen es bastante duro. Me pareció que lo hacen muy bien, de hecho, quedé impresionado. También he visto que sus conocimientos técnicos y el buen sentido que les guía sirve mucho para el gran trabajo que hacen. En definitiva, destacaría la profundidad de conocimientos técnicos.”

¿Tienes la sensación de que son buenos profesionales y en diversos campos?

“Sí, especialmente en la parte técnica. Acerca de Biofarma. Un compañero de PONS IP que es ingeniero espacial envió una solicitud acerca de un sistema de refrigeración. Y hablamos para concretar varios detalles como verificar si los criterios de calidad eran cumplidos, el técnico me explicó el funcionamiento del sistema, un campo ajeno a mí y me impresionó que a pesar de que él tenga una especialidad muy diferente, lo haya escrito de manera tan clara y sepa tan bien como funciona eso.”

¿Te ha sorprendido la forma de trabajar de los españoles respecto a Múnich?

“Sí, nosotros en la EPO tenemos un trabajo solitario, estamos en contacto con los compañeros de vez en cuando, ya que para trabajar de manera más eficiente decididos trabajar en despachos individuales. Sin embargo, aquí veo que es una cosa cultural el hecho de que la gente trabaje en “open space”. Se mueven mucho, hablan entre ellos, se resuelven dudas, etc. Esto me ha recordado a una experiencia laboral que tuve en una oficina de ingenieros en Budapest, la cual tenía sede en Barcelona y trabajamos mucho con compañeros, de hecho, así aprendí español. La experiencia en PONS IP me ha recordado a esa época y ha sido bastante nostálgico.”

¿Algo más que consideras que es particular de las agencias en España después de tu experiencia?

“Otro aspecto que me sorprendió es que en el sistema en español los técnicos y los abogados, es decir, la parte científica, tecnología y legal están muy separados y esto no me parece buena idea. Esta opinión también la comparte una abogada, la cual prefiere un modelo alemán o holandés en el que un abogado de patentes tiene una formación técnica muy profunda y entiende muy bien el campo en el que trabaja.

Patricia Ramos, directora de Patentes de PONS IP: “Para nosotros es un verdadero honor acoger un año más esta experiencia tan positiva y de apertura por parte de una entidad tan prestigiosa como la EPO, estamos deseosos de continuar colaborando en este programa.”