Brexit and trademarks
01 Aug

¿Por qué el Brexit nos obliga a repensar la estrategia de marca de la UE?


Reino Unido votó su salida de la Unión Europea hace solo dos años, lo que significa que su futura situación respecto a la UE se encuentra aún lejos de un plan bien definido. Hay una incertidumbre legal considerable acerca del alcance global del Brexit, lo que afecta también a la regulación de la Propiedad Industrial e Intelectual. A este respecto, las negociaciones aún están teniendo lugar.

En lo relativo a las marcas, la UKIPO ha actualizado su hoja de ruta del proceso para un futuro reconocimiento de los derechos de la Marca de la Unión Europea, confirmando dos medidas importantes. La primera, que la Marca de la Unión Europea será automáticamente protegida en Reino Unido con el mismo alcance de protección, beneficiando a más 1,5 millones de marcas. Y, en segundo lugar, que este proceso no tendrá un coste extra para sus titulares. Este mismo procedimiento se seguirá con los diseños de la Unión Europea, que también podrán obtener el reconocimiento nacional. Sin embargo, cuando el Reino Unido haya abandonado la UE, el registro de marca en este país funcionará como cualquier otro registro nacional y su oficina pasará a ser independiente, de igual modo que en todos los países no pertenecientes a la Unión Europea.

La decisión de registrar una marca a nivel europeo o nacional debe ser tomada teniendo en cuenta diversos aspectos, como la rentabilidad, la simplificación administrativa y la inversión de tiempo, pero también se debe tener presente la estrategia comercial. Por tanto, debería considerarse la solicitud de marca nacional además de la solicitud de Marca de la UE, lo que significa que todo el que esté interesado en registrar una marca, debería tener en cuenta ambas estrategias.
En las circunstancias actuales, y si los titulares de la marca registrada consideran la primera estrategia (la solicitud de Marca de la Unión Europea), podría ser una buena recomendación considerar la solicitud antes de que el Brexit se haga efectivo, algo que presumiblemente ocurrirá el próximo 29 de marzo de 2019. En este sentido, la protección de la marca abarcará los 28 estados miembros y no será necesaria una inversión extra ni en tiempo ni en dinero.

Sin embargo, como resultado de la estrategia comercial de la marca y después de estudiar y considerar todos los mercados de la Unión Europea teniendo en cuenta cuestiones demográficas, económicas y de mercado, la decisión podría derivar a la estrategia de registro nacional. A este respecto, el Mercado español puede ser uno de los más atractivos debido a su población, crecimiento y tasas de consumo. La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) proporciona protección en todo el territorio nacional, garantizando en su mercado los mismos derechos que la Marca de la Unión Europea proporciona en territorio de la UE.

¿Necesitas más información sobre cómo proteger tus marcas en la Unión Europea y cuál es la fórmula más adecuada para defender tus intereses? Desde PONS IP podemos asesorarte y solicitar el registro de tu marca.