Startups y transferencia de tecnología. El reto de la inversión

 

diego-ph-249471Hoy se habla de startups en todas partes, en las noticias y en los medios. Todos los días se cuentan un montón de historias de éxito sobre nuevas adquisiciones de marcas y sobre empresas emergentes que reciben incluso millones de euros en fondos de capital riesgo. Hay muchas oportunidades esperando a ser descubiertas por un ojo entrenado y, en este contexto, la consultoría en transferencia de tecnología puede ayudar tanto a las propias empresas como a los inversores a lograr sus objetivos.

Esta semana me invitaron a participar en uno de los paneles del Healthtech Venture Forum (HVF) en Valencia. El objetivo principal de este evento es fomentar el emprendimiento innovador uniendo tecnología médica, salud digital y biotecnología para que los empresarios del sector puedan encontrarse y presentarse ante inversores activos, además de ante compañías internacionales que quieran invertir o que, simplemente, buscan socios. Los empresarios fueron evaluados en base al potencial de su negocio, el valor del producto y su tecnología, posición competitiva, interés de inversión o asociación, experiencia del equipo y calidad del perfil del proyecto, entre otros.

De hecho, este es un ejemplo fantástico de la tendencia actual en términos de relación entre empresarios, incubadoras e inversión. Podría verse como un caso de éxito de la transferencia de tecnología hacia la sociedad. Pero la realidad es que, a menudo, hay bastantes oportunidades que se pasan por alto. Las startups más atractivas para los inversores son aquellas cuyos productos finales están bien definidos, que ya cuentan con estrategias de negocio sólidas, intereses de mercado claros y que han dado, al menos, sus primeros pasos hacia una estrategia en propiedad industrial e intelectual sólida, por mencionar sólo los aspectos más importantes.

Trabajar de manera proactiva en esos aspectos será crucial antes de participar en las rondas de captación de fondos para aumentar las posibilidades de éxito y maximizar los beneficios del trabajo invertido.

Desde PONS IP, trabajamos proactivamente prestando apoyo a a startups en distintos niveles de desarrollo y colaborando con inversores que analizan sus diferentes oportunidades. Abordamos los proyectos desde todos los ángulos: desde la estrategia de propiedad industrial e intelectual hasta la propia estrategia de negocio, pasando por las oportunidades de mercado, equipos, pasos que deben dar estas empresas y necesidades de cada proyecto, así como el grado de madurez. Juntos ayudamos a definir la estrategia y a minimizar riesgos todo lo posible.

Desgraciadamente, no es raro que en este tipo de proyectos surjan obstáculos y señales de alarma. En esos casos, la estrategia consiste en evaluar todas y cada una de las dificultades y definir la manera de superarlas desde un punto de legal, técnico y de mercado. Sólo en los casos en los que algunas partes de la estrategia no puedan resolverse porque, simplemente, no es posible o rentable, recomendamos detener la actividad de una línea de negocio y dejar de invertir; al menos, hasta que desaparezcan las señales de alerta. Con esta decisión, como mínimo, se podrán redirigir las inversiones hacia oportunidades más fructíferas.

En PONS IP nos interesa analizar el cambiante y emocionante entorno que estamos viviendo y en el que, de manera rápida y efectiva, proporcionamos feedback tanto a las compañías como a los inversores, apoyándoles para lograr el mayor éxito posible.

Por Álvaro Díez. Gerente de Desarrollo de Negocio en Transferencia de Tecnología.

adiez-EN