La Oficina Europea de Patentes (EPO) ha hecho público su informe anual correspondiente a 2018 y sus datos traen noticias esperanzadoras para el estado de la innovación española. Durante el ejercicio anterior, las empresas y centros públicos de investigación de instituciones españolas solicitaron en conjunto 1.776 patentes, lo que supone un 6,3% más que el año anterior y el crecimiento más alto registrado desde 2012. Ese porcentaje, asimismo, se encuentra muy por encima de la media de los estados pertenecientes al tratado de la patente europea (3,8%)  e incluso supera la media general, del 4,3%, recogida en el resto de países del del mundo que solicitaron 174.317 patentes europeas ante la EPO. 

Por sectores, la industria farmacéutica (42%), junto al transporte (15%) y biotech (12%) son los campos con más solicitudes de patentes en España, mientras que a nivel global las áreas más protegidas por esta modalidad de propiedad industrial corresponden a tecnologías médicas, la comunicación digital o la tecnología computacional. 

tecnicalfields.jpg

 

A diferencia de lo que ocurre en el resto de países, es muy destacable que los máximos solicitantes de patentes en España no sean grandes compañías multinacionales sino un organismo público de investigación, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con 61 solicitudes europeas en 2018, seguido del laboratorio Esteve y la Fundación Tecnalia.

 

cid:image017.png@01D4D906.9A30D630


Como indicador de la innovación que genera un país y, según los datos que ha presentado la Oficina Europea de Patentes, nuestra directora de Patentes, Patricia Ramos, reconoce el liderazgo de organismos como el CSIC “podría significar que la innovación en nuestro país no esté desarrollándose al mismo nivel entre el sector privado que el público ”,  por lo que desde su punto de vista “España necesita ya reformas estructurales para conseguir un mayor nivel de coordinación entre los diferentes actores del sistema de I+D, mejorar los mecanismos al servicio de la transferencia de tecnología entre los sectores público y privado e incentivar la creación de empresas que invierten en I+D+i así como la creación de empresas de base tecnológica con un sistema de incentivos fiscales claro, seguro y accesible, entre otras medidas”. 

Puedes acceder al informe completo en: https://www.epo.org/about-us/annual-reports-statistics/annual-report/2018.html

Crecimiento