Madrid, 30 de abril 2019.-  Con motivo del Día Mundial de la Propiedad Industrial, que este año  ha centrado su mirada en el mundo del deporte bajo el lema “Aspirar al oro: La PI y el deporte”, la firma especializada en asesoramiento integral de propiedad industrial e intelectual PONS IP celebró el pasado 26 de abril una jornada con el objetivo de poner en relieve la importancia de la propiedad intelectual en el sector deportivo.

 

Con el título  ‘Impacto y valor de la propiedad industrial e intelectual en el mundo del deporte’, la jornada organizada en colaboración con la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) y Fundación PONS, se centró en analizar cómo los Derechos de Propiedad Intelectual e Industrial ayudan a un sector de múltiples actores con intereses interrelacionados y donde la marca es un factor clave en la gestión de la reputación y generación de recursos para deportistas, equipos, federaciones, patrocinadores y organismos, así como para los propios acontecimientos deportivos.

 

Patricia Galán, jefa del Área de Examen Signos Distintivos de la OEPM, inauguró la jornada explicando durante su ponencia la estrecha relación que existe entre la propiedad intelectual y el mundo deportivo. Galán resaltó la indiscutible relación entre la celebración de un evento o competición deportiva y el registro de la marca asociada. Además compartió su visión sobre el signo distintivo como el elemento fundamental para proteger y revalorizar los valores que transmite y representa el deporte.

 

Siguiendo esta línea donde el vínculo emocional y simbólico con la marca cobra una gran importancia entra la PI y el deporte, Alicia Salinas, responsable de Marca Nacional de PONS IP, compartió con los asistentes las nuevas oportunidades que conlleva la entrada en vigor de la nueva Ley de Marcas y el concepto de marcas no convencionales. “Eliminando el requisito de representación gráfica se abre la posibilidad a registrar nuevas marcas que protejan signos distintivos más vinculados a otros sentidos” explicó Salinas. De esta manera, los diferentes actores del ámbito deportivo tienen la posibilidad de proteger también sus lemas, siluetas, trofeos, himnos, mascotas o gestos, entre otros muchos elementos. Para la responsable de Marca Nacional de PONS IP “lo fundamental es identificar aquellos signos diferenciadores de la marca y protegerlos para rentabilizar los beneficios económicos y de imagen que aportan al titular”.  En el mundo del deporte, la marca es un factor clave en la gestión de reputación y generación de recursos porque, “tras la carrera deportiva, lo que finalmente le queda y aporta al deportista siempre es la marca”, cerró Salinas.

 

A continuación, Carmen Gonzalez, directora de Marcas de PONS IP, explicó durante su ponencia la importancia de las marcas renombradas en el deporte para proteger y favorecer la diferenciación de la marca en todos los sectores. “Las connotaciones positivas del deporte favorecen la creación de marca y renombre, por eso cada vez más marcas se suman a patrocinar competiciones y deportistas. Esa visibilidad que aporta el ámbito deportivo ayuda a cumplir el requisito de ser reconocida fuera del propio sector de la marca para conseguir el renombre”. Además, “la exclusividad otorgada a las marcas renombradas, a su vez, también favorece los patrocinios y la concesión de licencias”, explicó González.

 

Finalmente, la directora de Marcas de PONS IP, destacó como ejemplo de marca renombrada la marca olímpica, “por la protección a sus signos distintivos, que abarca desde los aros olímpicos y la bandera hasta las medallas, las distintas denominaciones de los Juegos Olímpicos, las mascotas y la antorcha, entre muchos otros”, concluyó González.

 

Tras la intervención de las expertas, el periodista deportivo colaborador de Onda Cero y EuroSport, Alberto González, “Pipe”, moderó una mesa redonda en la que también participaron Manuel Parga, director de Marketing del Comité Olímpico Español (COE); José Javier Hombrados, medallista Olímpico y Campeón del Mundo de Balonmano; Miguel García Caba, director de la Asesoría Jurídica de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y Ángel David Rodriguez, plusmarquista nacional y atleta olímpico.

 

Durante el debate, se destacó la importancia de proteger la marca por los valores que representa, por el esfuerzo y la inversión económica que conlleva crearla y por el riesgo reputacional que implica su uso indebido.

 

Por último, los participantes del debate también  insistieron en apuntar que el propio deportista es un activo en sí mismo para las marcas. Por eso, es fundamental un buen asesoramiento a la hora de construir y proteger correctamente su marca personal, para revalorizar la imagen del deportista a través de patrocinios y  contratos de cesiones, y protegerle de aquellos que quieran valerse de su reputación y esfuerzo.

Jornada World IP day
Descargar PDF
Video