/
/
/
Propiedad Intelectual en Colombia ¿Cómo vamos?
Propiedad Intelectual en Colombia ¿Cómo vamos?
Comparte la noticia:

A un mes de terminar este año lleno de desafíos es importante hacer un balance sobre los avances que como país hemos logrado en materia de gestión de la propiedad intelectual, analizar lo que estamos haciendo bien y comprender lo que podemos mejorar enfocados en potencializar aquello en lo que ya hemos avanzado, pues no se trata de hacerlo todo bien, sino de ser los mejores en lo que mejor sabemos hacer.  Es por esto por lo que a continuación compartimos algunas estadísticas sobre innovación y propiedad intelectual en Colombia y algunos de los retos que nos atañen.

La innovación es un elemento fundamental, no solo para el desarrollo económico del tejido empresarial, sino para el crecimiento del país y es que no es ajeno para nadie que los efectos de la inversión en innovación a largo plazo generan impactos no solo en la economía, sino en la sociedad, pero estas inversiones en muchas ocasiones representan un alto grado de incertidumbre.  Adicional a esta incertidumbre, nos enfrentamos a nuevos entornos volátiles, complejos y ambiguos, donde las nuevas tecnologías están transformando las industrias e incluso dando origen a nuevos sectores.  Hoy, cuando aún continuamos dejando atrás hechos históricos que modificaron la manera de hacer negocios como lo sucedido con el COVID -19, se empiezan a ver los frutos de los esfuerzos que como país se han hecho hacia la adecuada gestión de los activos de conocimiento que hacen competitivas a nuestras empresas y que impulsan nuestro crecimiento como sociedad.

En el pasado análisis realizado por el índice de Innovación Global (GII), por medio del cual la OMPI mide la innovación con base en criterios que incluyen instituciones, capital humano e investigación, infraestructura, crédito, inversión, vinculación; la creación, absorción y difusión del conocimiento; y productos creativos, Colombia obtuvo el puesto 70 de 131 economías en el pilar de productos de conocimiento y tecnología, 8 puestos por debajo de otros países de la región como Chile y 17 puestos por debajo de México. 

Fuente: OMPI. Índice de Innovación 2022.

Este pilar incluye variables como creación de conocimiento, solicitudes de patentes por origen, solicitudes internacionales PCT por origen, entre otras. En el ranking general, Colombia ha ido mejorando su posición año tras año, ubicándose actualmente en el puesto 63 del total de las 131 economías analizadas.

Por su parte, según cifras de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), al año 2017, podríamos ver como la relación del PIB del país y el número de patentes solicitadas en Colombia tanto por residentes como extranjeros, incrementaban de manera proporcional lo que nos llevaría a pensar que, a mayor inversión en innovación, mayores beneficios económicos se han obtenido para las empresas y el país, sin embargo este efecto se ha ido revirtiendo con el tiempo pues según el GII en Colombia se ha venido disminuyendo el gasto en I+D, la cantidad de personal dedicado a la investigación por ende la generación de nuevos activos intangibles susceptibles de protección mediante los diferentes mecanismos que provee la propiedad intelectual.

Fuente: Base de datos estadísticas de la OMPI
Fuente: Base de datos estadísticas de la SIC.

En términos de innovación, según el Ranking de Innovación Empresarial 2022 realizado por la ANDI y el Grupo Semana, donde se analizaron 347 empresas de 17 sectores económicos, los resultados por sectores económicos arrojaron que el más innovador del país fue el sector industrial, con el 26,7%; seguido por el de alimentos con el 16,7%; el de energía, con 13,3%, la industria química, con el 10% y los segmentos de bebidas, construcción, dispositivos médicos, farmacéutico, petróleo y gas, moda, naval, seguros, alimentos para animales, salud y tecnología, con el 3,3% cada uno. 

Dicho ranking también menciona que durante 2021 el 72,3% de las compañías analizadas aumentó su inversión en I+D+i, el 12,3% lo mantuvo igual y solo el 9,6% lo disminuyó, frente a 2020. Sin embargo, aunque los indicadores relacionados con la inversión muestran resultados positivos y la presentación de los diferentes tipos de solicitudes de PI en el mundo aumentó durante la pandemia, en el caso puntual de Colombia, los bajos resultados del país en el GII se asocian con debilidades en las variables asociadas, en gran parte, a la gestión de la propiedad intelectual.    

Para el año 2022 según los datos reportados por la Superintendencia de Industria y Comercio hasta el mes de octubre, se puede evidenciar que solo en el mes de mayo se mantuvo un promedio de cantidad de solicitudes de patentes y diseños industriales realizadas por residentes y extranjeros cercano a la cantidad de estas entre el 2018 y 2020 y a pesar de que en el mes siguiente se presentó una caída estrepitosa, la sumatoria de lo que va del año ya comienza a mostrar una recuperación en materia de solicitudes de patentes en el país.  Tendremos que esperar para ver como cierran estas cifras para el presente año.

Fuente: Base de datos estadísticas de la SIC.

Ahora bien, todas las estadísticas anteriores tienen su origen en la relación de las partes que conforman los ecosistemas de innovación, las cuales interactúan y logran determinar la dirección de los esfuerzos en innovación para cada uno de los actores. No obstante, un papel fundamental dentro de todo este ecosistema lo desempeña el gobierno desde su rol de formulador de políticas públicas, a través de las cuales se trabaja para fortalecer la estructura institucional del sistema, potenciar los instrumentos de protección y observancia, afianzar la formación y el conocimiento general de las bondades de la PI, al tiempo que se favorece y se incentiva la investigación enfocada en las soluciones a los retos actuales del país.

La formulación de estas políticas avanza al mismo tiempo que genera un impacto directo frente a la mitigación de riesgos, por ejemplo, los préstamos en condiciones favorables y los incentivos fiscales para actividades de I+D, las políticas de adopción temprana de una tecnología innovadora y la financiación pública de programas educativos para aumentar la oferta de talento especializado, permiten que los sectores con potencial de desarrollo e innovación del país, puedan concentrar sus esfuerzos en generar soluciones a una escala suficiente, para que la producción sea rentable, con un nivel de riesgo manejable y que permita impulsar la producción de diferentes tecnologías monetizables, para quién las desarrolla y aceleradoras, para la operación de quién la adquiere, incrementando la competitividad de diferentes partes de la cadena de valor empresarial.

Aquí es importante resaltar los esfuerzos que se han venido adelantando en nuestro país para impulsar la propiedad intelectual, por ejemplo, en noviembre de 2022, el Gobierno de Colombia aprobó el CONPES 4062 de “Política Nacional de Propiedad Intelectual”, que pretende en un plan de acción a 10 años (2022-2031), incentivar la creatividad y la innovación a través de la generación, la gestión y la consolidación de la propiedad intelectual.  Esta política desarrolla cinco ejes estratégicos, de los cuales tres se relacionan con la cadena de valor de la propiedad intelectual (generación y gestión, protección y observancia) y dos son de apoyo y carácter transversal (formación e institucionalidad). Dentro de las principales acciones de política se encuentran el diseño de guías y manuales de propiedad intelectual, diseño e implementación de un convenio interinstitucional antipiratería, la capacitación permanente de funcionarios de la rama judicial, el diseño de un programa de capacitación para la valoración de activos intangibles, entre otras acciones.

Ahora bien, para alcanzar el impacto deseado en el desarrollo y la competitividad del país, se requiere que dichas políticas públicas se mantengan en el tiempo y den respuesta a nuestra realidad, no solo en cuanto a las necesidades tecnológicas, sino también en las capacidades, permitiendo definir prioridades, aquellas que a nivel global están encaminadas al desarrollo de soluciones basadas en el metaverso, los criptoactivos, las aplicaciones móviles (apps) y la inteligencia artificial. Colombia deberá identificar en cuales de estas tiene la capacidad de enfocarse y ser competitivo.  

Hoy, es un reto para el gobierno actual mantener los incentivos a la creatividad y la innovación, como las tarifas especiales para jóvenes emprendedores, los beneficios tributarios por inversión en I+D+i, los beneficios tributarios por inversión y/o donación a proyectos culturales y creativos, entre otros.

Por nuestra parte, para nosotros como colombianos, empresarios, académicos, investigadores, la actividad innovadora y el ingreso a nuevos mercados son la clave y nuestro reto es volcarnos a desarrollar investigación enfocada a la transferencia de conocimiento al mercado, ofrecer soluciones a los retos del tejido empresarial en aquellos sectores donde se ha demostrado que Colombia es competitiva a nivel global, pues como ya lo mencionamos, no se trata de hacerlo todo bien, sino de ser los mejores en lo que mejor sabemos hacer y por supuesto a gestionar y proteger la propiedad intelectual.

Laura Patiño
Gestión Empresarial y Formación en PONS IP Colombia

Si te ha gustado este contenido, compártelo:

Escucha nuestro podcast

“Privilegios de Invención”

privilegios de invención
Las marcas en la nueva economía digital
El segundo episodio de nuestro podcast “Privilegios de Invención” está dedicado a uno de los derechos de propiedad industrial más...
Ep1 Patentes Biotecnológicas
Patentes Biotecnológicas
El primer episodio estará dedicado a uno de los grandes campos de la innovación a nivel mundial, uno de los...
NEWSLETTER

Toda la Actualidad IP en tu e-mail

Conoce toda la información más actualizada sobre IP para impulsar el desarrollo de tu organización.

Suscríbete a nuestra newsletter bimestral.

En cumplimiento de lo dispuesto en el RGPD, respecto del tratamiento de datos se informa de lo siguiente: Responsable: PONS IP, S.A. (A-28750891). Finalidades: envío de comunicaciones comerciales electrónicas. Legitimación: Consentimiento del interesado [art. 6.1.a) RGPD]. Derechos: Acceder, rectificar, suprimir, limitar u oponerse al tratamiento, solicitar la portabilidad y revocar el consentimiento prestado dirigiendo correo electrónico a rgpd@ponsip.com, incluyendo como referencia "EJERCICIO DE DERECHOS". Más información
Managing IP Winner
WTR FIRM LOGO-blue
leaders league
logo legal 500
IAM Patent 1000 PONS IP-blue
logo chambers Europe 2021

Premios y Reconocimientos

Internacionales

Premios y Reconocimientos Internacionales